meditador.png
Los cuatro puntos principales de conexión con el Cuerpo Espiritual
• La Glándula Pineal detrás del entrecejo   • El Corazón en el centro del pecho
• La Fuente Divina sobre la cabeza   • El Hara detrás del ombligo


Meditación Los 4 Cuerpos                Comentarios sobre el Arte de Meditar


Meditación Los 4 Cuerpos

El propósito de esta meditación es que experimentes paz y bienestar de una manera sencilla y profunda.. rápida y naturalmente. Está desprovista de las típicas complicaciones de muchas meditaciones actuales y/o antiguas. No requieres de esfuerzos especializados para lograrla.
Tu eres un rompecabezas de cuatro piezas, de cuatro cuerpos: físico, emocional, mental y espiritual. En esta meditación sólo tomarás consciencia de estos cuerpos o aspectos tuyos, no para corregirlos, educarlos ni sanarlos, sino sólo para tener noción o consciencia de cada uno de ellos, pues al reconocer a cada uno espontáneamente se integrarán a tu estado de ser presente. Al integrar tus cuatro cuerpos armas el rompecabezas que eres tu mismo, y todo se hace claro para ti.
Una vez que conscientizas tus tres primeros cuerpos básicos: físico, emocional y mental, con sólo recordar, llamar o invocar a Dios -quién es lo que constituye a tu cuerpo espiritual- de manera sencilla y natural sentirás y disfrutarás de su presencia, y simultáneamente a la verdad de lo que eres, pues la divinidad y tu ser están en comunión permanente. De esta manera accesas a tu cuarto cuerpo, a tu cuerpo superior espiritual.
Al tener esta experiencia interna te nutres profundamente de paz y consciencia despierta. Esta vivencia logra que te sientas bien.. muy bien, y hace que tu vida funcione.

Antes de comenzar
• Primero que nada siente la sed por ir adentro de ti.. quiere realmente meditar! De este llamado interno emerge la energía y la disposición para poder llevarla a cabo satisfactoriamente. Meditar sólo por curiosidad o porque es un nuevo deber que te auto-impones, suele no producir frutos ni buenos ni bellos ni útiles.
• Encuentra un momento privado, libre de interrupciones y sin ruidos en lo posible, en que estés descansado, relajado y atento para meditar tranquilo, a gusto y efectivamente.
• Versus hacerlo acostado, medita sentado con la columna erecta pero relajada. Así tu energía fluirá libremente por tu cuerpo, y te mantendrás despierto y alerta mientras realizas este viaje a tu propio corazón.. donde está Dios y la verdad de ti mismo. No te quieres quedar dormido mientras haces esto!

Claves
~ Respira relajada y gratamente a lo largo de esta meditación. Tu respiración consciente te abre puertas internas profundamente satisfactorias.
~ Siente. La vida se trata es de sentir! Meditar se trata de sentir profundidad, satisfacción, paz. No se trata de pensar sobre esas cosas, sino de poder vivirlas.
~ Disfruta. Si no disfrutas de meditar.. para que hacerlo? Disfrutar profunda y significativamente es de lo que se trata estar vivo.

Armando tu rompecabezas
• Comienza por respirar larga y gratamente, y ábrete a sentir tu Cuerpo Físico. Pasea tu atención por todo tu cuerpo desde tus pies hasta la cabeza cuidadosamente, pero sin apuros ni perfeccionismos. Por el contrario, disfruta sentir tu cuerpo físico.. y una vez que lo hayas sentido bien, bendícelo. Trasmítele una grata dosis de amor, de bondad, y pasa a tu Cuerpo Emocional.
• Continua respirando relajada y gratamente, y enfócate ahora en tu Cuerpo Emocional. Simplemente recuérdalo. Reconoce tus emociones. Reconoce a tus miedos, a tu ira, a tu dolor.. e igualmente bendice a tus emociones.
• Pasa ahora a tu Cuerpo Mental.. e igual, respirando cómoda y gratamente disfruta de darle tu atención a tu propia mente por unos instantes. Reconoce que es en ese tercer cuerpo tuyo donde ocurren tus pensamientos y tus ideas.. cosa que sucede permanentemente en tu vida. Y de la misma manera que con tus cuerpos físico y emocional, al final bendice también a tu cuerpo mental.

– Cabe decirte aquí, que estos tres cuerpos básicos tuyos te agradecerán por haberlos contactado así de atenta y deliberadamente, y por haberlos bendecido –

• En este punto estás listo para experimentar tu Cuerpo Espiritual. Igualmente, respirando relajada y gratamente y con tus cuerpos físico, emocional y mental contactados y presentes, con sólo mencionar o pronunciar palabra alguna de estas palabras: 'Dios', 'corazón amado', 'espíritu', 'amado ser', o la que tenga sentido para ti pronunciar.. comenzarás a sentir esa profundidad. Comenzarás a sentir ese cuarto cuerpo superior espiritual.. y con ello la paz y la satisfacción profunda que andas buscando.
Quizás mientras lees estas instrucciones por primera vez y sin haber tenido todavía esta experiencia de meditación, podría parecerte que este último paso para contactar tu Cuerpo Espiritual es vago o de dudosa efectividad.. pero no lo es. Asegúrate de dar los pasos previos con tus tres cuerpos básicos tal como te lo indico aquí, y te sorprenderá lo fácil y sencillo que es contactar a Dios y a tu ser profundamente.
Comprenderás que tu y cualquiera lo que requiere para sentir a Dios ya su propio ser de manera espontánea y natural -que es como siempre debió ser- es tener los tres cuerpos básicos (físico, emocional y mental) conscientes, integrados, presentes.

Disfruta de hacer esto con sencillez y entusiasmo. Verás.. de hacer esta meditación tal como te la indico aquí, tus expectativas -y quizás más- quedarán satisfechas. Te sentirás bien y agradecido.

Lee varias veces estas instrucciones de manera de que las comprendas bien y puedas aprendértelas para que sigas estos pasos sin necesidad de estarlos leyendo mientras meditas. Tal cosa te desconcentraría e interrumpiría. Son fáciles, y cada vez más realizarás este buen encuentro contigo mismo con mayor fluidez y rapidez. Aunque este texto explicativo pueda parecerte un poco largo, aplicarlo toma sólo segundos. Lo largo es sólo la explicación.

Rafael Ferraro
comandoarriba.jpg


lineahorizontal.jpg


Comentarios sobre el Arte de Meditar

La meditación es considerada todavía por muchos como una rareza oriental, una peculiaridad y hasta un lujo que ciertas personas se permiten en sus vidas. Sin embargo es la actividad más importante que el ser humano pueda acontecer, sólo que a nivel cultural esto todavía se desconoce.


Tenemos cuatro cuerpos: físico, emocional, mental y espiritual. Puedes estar sano físicamente, emocionalmente estable y sin complicaciones; tener pareja, buena autoestima. Puedes pensar con claridad, tener estructura y orden en tu vida.. y sin embargo, hasta que no conoces 'eso' que está más allá o anterior a tus cuerpos físico, emocional y mental, una sed interior existencial, inclementemente continuará persiguiéndote y urgiéndote.

Requiere atención y una dosis de honestidad reconocer esto, pues nuestra cultura nos ha orientado a que el logro a nivel físico, emocional y mental, tal como mencione antes, lo es todo.

Meditación es enfocarse en ese elemento faltante: 'lo espiritual', que es nuestro cuerpo o campo interno, y que está conformado por Dios, por la verdad de lo que somos (no el ego), y la fuerza de la vida. Esto no son sólo palabras. Dios se puede experimentar, y más aún, urgimos experimentarle. No como el anciano barbado sentado en una nube vigilando a quién se equivoca y peca, sino como la presencia silenciosa y maravillosa que está dentro y sobre nuestro.

Tampoco son sólo palabras que nuestro ser auténtico, la verdad de lo que somos, permanece ignoto, desconocido, por la mayoría de nosotros en esta cultura signada por ignorancia y desamor. De igual forma permanece desconocida la fuerza de la vida.. el verbo que nos impele a respirar y existir.

Mucho pues se ha hablado del espíritu, y aunque cada vez más, todavía sin embargo son pocos los que hoy en día lo experimentan consciente, deliberada y satisfactoriamente en sus vidas. Tener una verdadera experiencia de nuestro 'espíritu', nos llena de una riqueza, de una satisfacción y de una posibilidad de vida indescriptiblemente valiosa y hermosa.

~~~

Hay muchas formas distintas de meditación. De complejas a sencillas, desde las no tan eficientes y superficiales, hasta las realmente efectivas, bellas y útiles.

La meditación realmente útil no es aquella en donde el meditante 'fabrica' o imagina la experiencia que intenta tener de la espiritualidad. La experiencia espiritual real ha de tenerse a través de un método sencillo pero preciso y práctico, y sus efectos han de ser claramente reconocibles y disfrutables por el individuo, no sólo en el momento en que se practica la meditación, sino que su influencia debe extenderse a lo largo del día y de la vida misma.

El cuerpo espiritual tiene puntos de enlaces con nuestro cuerpo físico, y al colocar la atención en estos 'puntos de enlace' en estado de trance meditativo, estos se energetizan activándose con ello la vivencia del cuerpo espiritual.

Haré una explicación introductoria breve de esto, que explicada así inevitablemente da la impresión de ser algo complicado, pero que en verdad es un movimiento interno natural y sencillo que con la práctica llega a suceder de manera fácil y rápida.

El camino principal que abre la puerta al mundo espiritual dentro y por encima nuestro es la activación del punto de enlace que se ubica en nuestro entrecejo, en la frente. Una vez activado este centro, conocido popularmente como 'Tercer Ojo' o el 'Centro de la Consciencia y la Supraconsciencia', consecuentemente se experimenta el segundo punto de enlace y su experiencia con lo infinito en nosotros: nuestra propia respiración -mejor conocida por maestros de la antigüedad como la Santa Respiración- en la que más allá de su aspecto biológico (aire y pulmones), se puede experimentar la fuerza invisible y el pulso rítmico de la vida dentro de nosotros. La dimensión profunda y trascendente de la respiración no puede ser comprendida racionalmente, sino con el corazón.

Abiertos estos dos se abre el siguiente: el Corazón.. ese espacio en el centro del pecho donde colocamos nuestro dedo indice al decir 'yo soy', que es el asiento de nuestro ser, de nuestra verdadera identidad, y que se experimenta como una presencia en nosotros honda, profunda.

Una vez abierta la consciencia del 'Corazón', se tiende a abrir el punto que puedo llamar 'Espíritu Infinito' o 'La Flor de Loto de los Mil Pétalos', que es el punto de enlace con la Fuente de la Divinidad o Dios Madre/Padre sobre nuestras cabezas.

En este estado donde se tienen activados estos puntos de enlace con el espíritu, se experimenta la tan anhelada consciencia, verdad, paz, amor y plenitud interior. Esto es una experiencia, no una teoría. Una buena meditación, un buen protocolo de trabajo interno, te abre a esta posibilidad.

Cuando alguien experimenta esta luz y este amor dentro y por encima de sí, por efecto de cascada, su mente, sus emociones y su cuerpo físico se armonizan y entonces es que se experimenta plenitud en la vida. En esto es que radica la importancia de la meditación.

Otras meditaciones, tales como son aquellas para manifestar, sanar a distancia, viajar astralmente, equilibrar chakras, manejar energías, ver otras dimensiones, y otras más por este estilo.. no necesariamente te conectan ni te permiten vivir la verdad de tu cuerpo espiritual, de Dios, de tu verdadero ser. Lo anterior son habilidades superiores de la mente o psíquicas, más en realidad no tienen que ver con la experiencia de Dios y de tu ser esencial.

Enseñar a meditar es realidad algo sencillo, pero requiere que el estudiante se enamore de la posibilidad de ir dentro de sí, y establezca en su vida el compromiso con la práctica de meditar. Al mismo tiempo, el estudiante debe ser capaz de aceptar y celebrar la felicidad, la transformación y el desarrollo de consciencia que implica la práctica de una meditación verdadera.

Rafael Ferraro
~~~

Si quieres aprender a meditar tal como lo practico y enseño, comunícate conmigo por aquí.
Doy cursos tanto en persona como por Skype.
comandoarriba.jpg

Inicio